Curso de serigrafía expres con el kit de iniciación KLP.

exposicion-reducida
En este reportaje podrás seguir todos los pasos serigráficos necesarios utilizando todos los materiales y la máquina de estampación Bunker incluida en el kit.

Fuente visteadecuadamente.com: Desde KLP Store nos han enviado un paquete con todo lo necesario para hacer serigrafía en casa, y nuestro compañero Jesús Guerra ha realizado un recorrido por el proceso básico de impresión en serigrafía para familiarizarnos con el equipo y los materiales.
Este post puede interesar a ilustradores, diseñadores, y personas que quieran aprender a crear sus propias ilustraciones seriadas y prendas personalizadas.

En primera instancia, abrimos la caja y exploramos su contenido:

caja-reducida

El kit incluye:

La máquina de serigrafía KLP modelo Búnker, con un brazo para imprimir a un color y ampliable a cuatro colores adquiriendo los correspondientes brazos.
Emulsión fotosensible y sensibilizador.
Rasqueta.
Tintas al agua para textil tipo “laca”, colores blanco, negro, rojo, azul y amarillo.
Líquido recuperador de pantallas.
Dos bastidores de madera.
Tela de serigrafía de 43 hilos.
Papel vegetal para fotolito.
Spray adhesivo de montaje.
Espátulas de plástico para manipular las tintas.
Una camiseta blanca.
Un CD con información, tutoriales y documentación variada.
Instrucciones de la máquina de serigrafía.

Si lo prefieren, pueden ver el unboxing en el siguiente vídeo.

Seguidamente estudiamos los tutoriales del CD, donde se incluyen vídeos de todo el proceso de creación y mucha documentación adicional.

tutorial-reducida

¡Hora de ponemos manos a la obra! Lo primero es tensar la tela sobre el bastidor, para ello cortamos un pedazo de tela de tamaño mayor que el bastidor, de forma que sobren tres dedos por cada lado, y con ayuda de una grapadora de tapizar, vamos tensándola y fijándola al bastidor. Si disponemos de una tenaza para tensar lienzos, nos puede ser de ayuda. En nuestro caso tensamos la tela con las manos, empezando por la parte central de cada lado para ir avanzando hacia las esquinas:

corte-reducida

grapa-reducida

Seguidamente recortamos la tela sobrante y nos disponemos a emulsionar la pantalla. Para ello hemos de convertir una habitación de en un cuarto oscuro, cerramos puertas y ventanas y nos aseguramos que no entre luz de ningún tipo, pues estropearía la emulsión fotosensible.

Para poder ver utilizaremos una luz roja como la que se usa en los laboratorios de fotografía tradicional. Además de la roja, existen otros tipos de bombilla que también podríamos usar.

Una vez preparados los materiales necesarios, y bajo la luz de seguridad, mezclamos el sensibilizador con la emulsión revolviendo a conciencia. A continuación, dejaremos reposar la mezcla alrededor de una hora para que no se nos formen burbujas.
Hay que tener en cuenta que la emulsión una vez sensibilizada, tiene un tiempo de vida limitado (alrededor de tres meses, el tiempo de caducidad depende de la marca de la emulsión y de la temperatura ambiente).

mezcla-reducida

Con una espátula plástica u otro instrumento no cortante, ponemos un cordón de emulsión en el extremo de la pantalla, y la extendemos con ayuda de la racleta. Repetiremos la misma operación por la otra cara de la pantalla. La emulsión debe cubrir toda la superficie de la pantalla de manera uniforme.

Una vez emulsionada la pantalla, la podemos secar con un secador de pelo, o se puede meter en una caja cerrada para que no reciba luz, y dejar que se seque durante 12 horas. Hay que tener cuidado que no se formen gotas o chorreos en el proceso de secado, para ello es interesante cambiar la pantalla de posición cada cierto tiempo.

Mientras esperamos a que se seque la pantalla podemos aprovechar para preparar el fotolito.

En nuestro caso dibujamos directamente con tinta china sobre el papel vegetal, pero también se puede hacer un diseño en ordenador e imprimir en el papel vegetal, o llevarlo a una copistería y lo impriman en acetato. Es importante que el papel deje pasar la luz, y nuestro diseño será un dibujo en tinta negra que debe ser lo más opaco posible. Si hacemos una impresión en acetato y queremos asegurarnos de que la opacidad de la tinta negra sea correcta, podemos hacer dos impresiones de la misma imagen y superponerlas, asegurándolas con cinta adhesiva. De esta manera la superficie del fotolito con el dibujo en negro será doblemente opaco.

tinta-reducida

Una vez tenemos preparado el fotolito y la pantalla emulsionada esté seca seca, debemos preparar todo para exponer la pantalla a la luz. Si no se dispone de una mesa insoladora se puede fabricar una fácilmente con tubos fluorescentes, o bien utilizar la luz solar que entra por la ventana como hemos hecho nosotros.

Bajo luz de seguridad, fijamos el fotolito con cinta adhesiva a la parte exterior de la pantalla con especial cuidado de orientarla de forma que cuando vayamos a imprimir no nos quede el dibujo invertido. En nuestro caso hemos colocado varios periódicos en la parte interior de la pantalla para protegerla de la luz, y así exponer al sol solamente la cara exterior con el fotolito. Tomamos el conjunto de pantalla, fotolito, y periódicos y lo colocamos contra la ventana, haciendo presión en la cara interior cronometramos aproximadamente un minuto de exposición.

pantallayfotolito-reducido

exposicion-reducida

Pasado el tiempo de exposición, vamos a la ducha y aplicamos agua a presión sobre la pantalla para retirar la emulsión de las partes que, gracias al fotolito, no fueron expuesta a la luz. Si es necesario se puede frotar con una esponja suave. En este momento obtenemos la matriz revelada y podremos empezar a imprimir. En la medida de lo posible, el proceso de revelado también se debe realizar bajo luz de seguridad.

revelado-reducido

Dejamos secar la pantalla revelada, o bien podemos forzar el secado con un secador de pelo como hemos hecho nosotros:

secado1

Llegados a este punto ya tendríamos nuestra pantalla lista para usar.

Una vez tenemos nuestra pantalla seca, con cinta de embalar, protegemos las zonas de la pantalla que no se van a imprimir, especialmente los bordes interiores, y la montamos en el brazo de la máquina de serigrafía.

montar-reducida

Aplicamos un poco de spray adhesivo a la base de madera y retiramos el exceso con papel de periódico. Conseguiremos la adherencia justa para que no se nos muevan las camisetas, ni se levanten al elevar el brazo después de hacer una primera impresión, por lo que podremos repetir la impresión si no fuera suficiente con una pasada.

spray-reducida

Regulamos la base de madera y la posición de la pantalla para centrar el dibujo sobre la camiseta. Para facilitar la tarea, hemos pegado con cinta adhesiva el fotolito en el sitio adecuado de la camiseta, y solo resta hacer coincidir la imagen de la pantalla con la del fotolito.

regular-reducida

Una vez regulada la base de madera y la posición de la pantalla, fijamos los tornillos y retiramos el fotolito.

Con ayuda de una espátula, colocamos un cordón de tinta en un extremo de la patalla, bajamos el brazo de la máquina y extendemos la tinta haciendo presión con la racleta en un ángulo aproximado de 45 grados. Observamos el resultado y si es necesario se puede bajar el brazo y realizar otra pasada. En nuestro caso estamos usando tintas tipo “laca”, son tintas al agua que se pueden mezclar entre sí para obtener diferentes colores, se secan al aire y si es necesario forzar el secado para aplicar un segundo color inmediatamente, se puede usar con cuidado un decapador eléctrico.

Antes de imprimir sobre las prendas, es recomendable hacer una prueba en papel de periódico para comprobar que la tinta pasa bien a través de la pantalla, y que no hay ningún error ni mancha extraña en la impresión.

entintar-reducida

impresion-reducida

resultado-reducido

Repetiremos el proceso de impresión con todas las prendas que queramos imprimir, y finalmente retiraremos la cinta de embalar de la pantalla y lavaremos la pantalla y la racleta con agua corriente. Si es necesario, podremos usar la pantalla en el futuro para sacar otra tirada, o bien podemos recuperarla con el líquido recuperador, es decir, eliminar la emulsión y empezar de nuevo todo el proceso para imprimir otro diseño. Para ello es necesario pulverizar el líquido recuperador sobre ambas caras de la pantalla, dejar actuar el químico unos segundos y aplicar agua a presión, a ser posible con un hidrocompresor.

Como se puede ver en las pruebas realizadas, este kit de serigrafía es ideal para iniciarnos en la técnica serigráfica obteniendo resultados de calidad profesional, y contiene lo necesario para llevar a cabo el proceso completo.

Para más información, visiten nuestra tienda online de productos para serigrafía KLP Store.

Reportaje realizado por visteadecuadamente. gracias amigos!

3 comentarios en “Curso de serigrafía expres con el kit de iniciación KLP.

  1. Estimados, soy un aprendiz de arte de la serigrafia y me a quedado gustando el enfoque y forma de introducir de ustedes a dicho arte, buscando me tope con su pagina en interne , donde hay mucha información y una de ella es un curso gratis que realizan, soy de Chile de una ciudad llamada Quilpuè al interior de Valparaìso, si tienen algo para enseñar con gusto lo aceptaria

    View Comment
  2. hola buenas soy antonio jimenez ablemos por telefono estoy muy interesado en acer un curso de serigrafia loq me comento de que no se saviasi avia vacantes libres para este año me encantaria acerlo ay en kalipo bcn ya que es una ciuda q me inspira muchisimo ala hora de trabajar tanbien tengo familiares y me gustaria visitarlos digame cuando seria posible incorporarme al curso .mi tlf es 657608844 .gracias por su tiempo

    View Comment
  3. hola que tal mi nombre es alejandro acabo de conocer tu pagina y es muy buena la imformacion que publican, la duda que tengo es sobre la duracion de un dibujo o diseño en la pantalla, cuanto tiempo lo podemos seguir usando o reutilizando,

    View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *